La Unión Europea reclamará parte de las subvenciones que concedió al Ayuntamiento de Porriño para construir un aula para la interpretación de la naturaleza en el humedal de As Gándaras de Budiño y que no llegó a ser utilizado nunca, pese a que fue rematado en junio del 2002. La reciente publicación en La Voz de Galicia de que dicho centro se encuentra en la actualidad completamente desmantelado y en estado de absoluta ruina, motivó en los últimos días un requerimiento de la UE a la Xunta para que certificase dicha situación. La ratificación por parte de la Administración autonómica del estado de abandono que sufre el edificio público, acaba de dar lugar al anuncio de la Comisión Europea de que procederá en breve a exigir al Ayuntamiento porriñés la devolución de 150.000 euros de los 300.000 que recibió vía subvención para afrontar el presupuesto de 420.000 a que ascendió la obra.
Responsabilidad de PP y BNG

El anuncio, hecho a este periódico por escrito por la representación en España de la Comisión Europea, indica que los servicios de dicho órgano comunitario «iniciarán próximamente los procedimientos previstos para recuperar la ayuda Feder asignada a dicho proyecto», realizado al final del mandato del anterior alcalde del municipio, José Manuel Barros (PP), y heredado un año después de su conclusión por el actual regidor, Raúl Francés (BNG). El alcalde de la localidad pontevedresa aseguraba ayer no tener conocimiento alguno de la misiva remitida por la Comisión Europea a La Voz, ni haber recibido una comunicación similar reclamando la devolución de los fondos recibidos para dicha obra. Por ello, desde el consistorio porriñés se eludió hacer ayer cualquier tipo de valoración sobre la decisión de la UE. La Mancomunidad de Vigo, institución que agrupa a doce ayuntamientos del área de la ciudad olívica y que fue la que impulsó el aula de interpretación, tampoco se ha manifestado hasta ahora sobre el abandono que sufre el edificio, que fue incluido en los programas de diversificación económica de las zonas rurales por parte de la Unión Europea. La comunicación de la Comisión recalca que la normativa de la UE responsabiliza de manera directa a los países miembros y a sus Gobiernos regionales, que «son los que administran los programas, seleccionan las operaciones y realizan un seguimiento de ellas».

Tras desvelarse el pésimo estado en el que se encuentra el edificio construido en As Gándaras, el Concello de Porriño aseguró que las obras no fueron recepcionadas por ninguna de las tres últimas corporaciones por carecer de contenido, ni un plan de inclusión en una red medioambiental o un estudio sobre los gastos de gestión y mantenimiento que el centro acarrearía al consistorio municipal. El PSOE de la villa propuso hace cuatro años convertir el fallido centro en un aula de formación empresarial relacionada con los dos polígonos industriales que existen en la zona, pero la falta de consenso y la dificultad para utilizar las instalaciones para un fin diferente para el que fue subvencionado por la UE impidió que llegase a ser ocupado.

Protesta para hoy

El fracaso que representa la inversión hecha en el aula de Porriño será puesto hoy de manifiesto por el colectivo ecologista Verdegaia con una marcha por la zona, en la que, además de dar a conocer su riqueza natural, se recalcará la falta de compromiso de las Administraciones al permitir que el vandalismo arruinase un centro construido con dinero público. Los ecologistas reclaman también que se ponga en marcha la estación depuradora construida para dar servicio a Tui, Mos, Porriño y Salceda y que tampoco entró en servicio pese a llevar años acabada.

lavozdegalicia.es/galicia/2008/11/23/0003_7337107.htm

Federación Galega de Parques Empresariais Centro de Servicios de A Granxa, 1º, oficina 3. 36400 PORRIÑO (Pontevedra) Teléfono: 986 33 92 48. E-mail: info@fegape.org
Copyright © 2024 - Aviso legal
rss